Bohemian Rhapsody

Los fans de Queen tienen una cita en cines este miércoles, y es que llega a la gran pantalla la esperada película sobre la banda de rock de Freddie Mercury. Lástima que pase en un suspiro, pese a sus 134 minutos de duración.

Entre inolvidables temas como ‘Somebody To Love’ o ‘Radio Ga Ga’, Bohemian Rhapsody aporta pinceladas de la vida del cantante, al que Rami Malek (Mr. Robot) interpreta de manera magistral. Desde su primer encuentro con el guitarrista Brian May (Gwilym Lee), el baterista Roger Taylor (Ben Hardy) y el bajista John Deacon (Joseph Mazzello); hasta su relación con Mary Austin (Lucy Boynton) o su homosexualidad. Empezando y terminando por la recreación de ese multitudinario concierto, que tuvo lugar en el estadio Wembley (Londres, 1985) seis años antes de que Mercury falleciera de forma prematura.

Dirigida por Bryan Singer, retrata su esencia sin ser completamente fiel a la realidad. Y aunque pase muy deprisa por temas como su enfermedad (el SIDA), lo cierto es que se ha conseguido un entretenido y buen drama biográfico.

Estreno en cines: 31 de octubre

Bohemian Rhapsody ~ Tráiler en español

One Respuesta to “Bohemian Rhapsody”
  1. michaelscott22

    Como fan de Queen, tras 10 años de espera – y una tumultuosa producción -, por fin llegó el momento de opinar sobre la película.

    Es difícil dar un veredicto sobre ella, pues pese a que el producto es entretenido y deja retazos sobre la vida de Freddie y el resto del grupo, parece que quieran tener la misma celeridad que el propio Mercury tuvo en vida a la hora de contar la historia de una de las bandas más icónicas.

    Entiendo que Hollywood es de otra pasta y cuando se trata de tocar temas delicados como la homosexualidad, enfermedades serias o que, en este caso, Freddie Mercury tuviera una vida muy disoluta, turbia y desenfrenada tengan que endulzarlo para que no resulte tan desagradable, aunque comprendo también que Brian May y Roger Taylor quieran dar una imagen más afable de su compañero, pues no es plan de sacar los trapos sucios en una película que quiere ensalzar su figura.

    La película transcurre de manera frenética, dando detalles muy superficiales de cómo se gestó la banda y es una pena que se quedasen a medias, y no continuase tras la desaparición de Mercury en 1991 y todo se quede en 1985 durante el concierto del Live AID.

    Es ilógico que durante el metraje se cometan muchos anacronismos sobre ciertos eventos que ocurren durante la misma (el año que se creó el tema We will rock you, la fiesta que sucede en su casa transcurre en Munich o el año en el que Freddie fue diagnosticado como seropositivo y la manera en la que lo dio a conocer a su gente de confianza), por mentar algunos de los muchos gazapos de la trama.

    Puedo llegar a entender que sea en pos de dar cierta coherencia a la trama y poder contar así esos sucesos, pero al estar contando una parte de la historia de una banda y sus integrantes, queda un tanto deslucido y le resta veracidad. Es como si cogemos un Assasin’s Creed y decimos que todo lo visto en cada entrega ocurrió fehacientemente, cuando en realidad hay ciertas licencias artísticas.

    En definitiva, una película muy entretenida que podría haber dado más de sí si hubiesen optado por contar toda la historia de la banda. Menos mal que en Internet hay muchos documentales que cubren los espacios dejados por la película para dar un merecido homenaje a Farrokh Bulsara.

Responder