¿Cuánto sabes sobre…? El actor Anthony Hopkins

Anthony Hopkins actorNombre: Sir Philip Anthony Hopkins
Fecha de nacimiento y lugar de nacimiento: 31 de diciembre de 1937, Port Talbot
Nacionalidad: Inglesa y estadounidense
Profesión: Actor y músico
Éxitos: El hombre elefante, El silencio de los corderos, Drácula de Bram Stoker

Anthony Hopkins de niñoAnthony Hopkins nació el 31 de diciembre de 1937 en Port Talbot (Gales, Reino Unido). Su padre, Richard Arthur Hopkins, era panadero. Su madre, Muriel Anne, era pariente del poeta de origen irlandés William Butler Yeats.

Durante su juventud fue mal estudiante y no tenía ninguna amistad, aunque su inquietud por la pintura o el piano hacía que su imaginación no decreciese.

Como estaba siempre peleándose con sus compañeros de clase y era bastante retraído, uno de sus apodos fue Hopkins el loco. Aún así, Anthony no dejó de lado una de sus grandes pasiones; el cine.

Fue gracias a su amor por el séptimo arte que, con 15 años, conoció al actor Richard Burton. Fue él uno de los principales motivos por los que Hopkins se matriculó en la YMCA de Port Talbot, donde disfrutó de clases de teatro.

Obtuvo una beca para ingresar en la escuela de música y arte dramático, pero no pudo hacerla efectiva por tener que cumplir con el servicio militar, pues la duración del mismo era de 2 años. En el ejército terminó por realizar tareas bastante comunes, como cuidar a los hijos de los oficiales o ejercer de mecanógrafo.

Una vez licenciado, Hopkins se inscribió en una compañía de teatro en la ciudad londinense de Manchester, donde fue director de escena y actor. Poco le duró la alegría; le echaron por inexperiencia así como por no memorizar diálogos.

A pesar de tener un potencial sin paliativo alguno, Anthony solicitó una plaza en una de las escuelas de arte dramático más prestigiosas de por aquel entonces, la Royal Academy of Dramatic Arts de Londres. Estuvo 2 tortuosos años; su reputación de bebedor y mal carácter le jugaron malas pasadas.

Pese a ello, su talento era innegable y en 1965 le ofrecieron hacer una prueba para el laureado director Laurence Olivier en el National Teather. Para su audición escogió el monólogo de Otello de William Shakespeare. Tanto le gustó al cineasta su interpretación, que terminó por ficharlo para su compañía de teatro.

Anthony Hopkins 1960La oportunidad de su vida vino en 1967, donde tuvo que sustituir a Olivier en la obra The Dance of Death. Gracias a ello le empezaron a llover ofertas de producciones para la pequeña pantalla. El sueño del galés empezaba a hacerse realidad.

En 1968 el célebre actor Peter O’Toole se fijó en él y le recomendó hacer una prueba para la película El león en invierno. Debido a los problemas que atravesaba por aquel entonces, Anthony puso toda la carne en el asador y ofreció una actuación sublime.

Dicho papel le abrió las puertas a Hollywood, pero su problema con el alcohol hizo que esa ocasión soñada tuviese que esperar. Mientras aguardaba esa oportunidad, en 1972 trabajó en la película El joven Winston.

Al año siguiente Hopkins se sentía limitado. Sólo conseguía papeles en el Reino Unido y quería nuevos retos. El director John Dexter escuchó sus súplicas y le ofreció un papel para la obra teatral Equus en Nueva York. Fue un rotundo éxito y Anthony se instaló en los Estados Unidos.

En 1976 fue uno de los protagonistas de Un puente lejano, donde compartió pantalla con actores de la magnitud de Sean Connery, Michael Caine o Robert Redford.

En 1980 colaboró con David Lynch en la memorable El hombre elefante junto a otro grande del celuloide, John Hurt.

Un año después, en 1981, interpretó al dictador nazi Adolf Hitler en El bunker, una producción para televisión. Este papel le permitió ganar un Emmy y le supuso, una vez más, el reconocimiento de la industria americana.

El trabajo en Hollywood era escaso, y no le llegaban papeles interesantes para poder desarrollar su talento. Mientras tanto, volvió al teatro londinense con la obra Pravda. Este trabajo le granjeó alzarse con el premio Laurence Olivier por su magnífica interpretación.

La oportunidad de ganarse una reputación más que respetable en todo el mundo vino de manos de su representante, que en 1989 le informó sobre el guión de El silencio de los corderos. Pese a su reticencia inicial, Hopkins aceptó sumarse al proyecto de Jonathan Demme.

Hopkins 1990Tras ganar el Oscar por dicha película, el intérprete estaba en la cúspide de su carrera. Un jocoso Hopkins espetó que a partir de ese momento era la ocasión perfecta para hacer papeles nefastos.

Aún saboreando las mieles del éxito, a Anthony le empezaron a llover ofertas muy tentadoras. En 1992 protagonizó Regreso a Howards End y, un año después, Lo que queda del día junto a Emma Thompson.

El ritmo frenético que tuvo Hopkins desde entonces hizo que, de vez en cuando, tuviese que parar para evitar problemas serios de salud, pese a ser un reconocido adicto al trabajo. Películas como La máscara del Zorro, Amistad o Nixon así lo constatan.

Hannibal Lecter HopkinsEn 2001 volvió a enfundarse en el papel de Hannibal Lecter en Hannibal y, 18 meses después, El dragón rojo. Ambas películas fueron un éxito rotundo en taquilla, recaudando 156 millones de dólares en todo el mundo.

Aunque durante los 90 y principios del siglo XXI el actor no ha dejado ni un momento de rechazar papeles, aún queda Anthony Hopkins para rato. Películas como La mancha humana, Fracture, o su papel de Odín en la adaptación cinematográfica del cómic Thor, hace que nos preguntemos, ¿dónde está el límite de este hombre?

Las dos películas de Thor, “Hitchcock” (2012), “Red 2” (2013) y “Noé” (2014) son algunas de las últimas películas de las que ha formado parte este gran actor que, durante este 2015, volverá a aparecer en la gran pantalla.

CuriosidadesHopkins Blanco y Negro

  • Su debut en la gran pantalla fue con El león en invierno en 1968.
  • Ha recibido 4 nominaciones a los Oscar. Recibió la estatuilla por El silencio de los corderos, pero no tuvo tanta suerte en Lo que queda del día, Amistad y Nixon.
  • En 2000 Anthony Hopkins consiguió la nacionalidad estadounidense.
  • Su ídolo es el actor galés Richard Burton.
  • Ha estado casado en tres ocasiones. Su primera pareja fue Petronella Baker, su relación duró 5 años y tienen una hija en común, Abigail Hopkins. Su segunda esposa fue Jennifer Lynton y duraron 29 años. Su última pareja es Stella Arroyave, una empresaria colombiana 19 años más joven que el veterano actor.
  • Su doblador en castellano es Camilo García, actor y director de doblaje. Sus cuerdas vocales también dan vida a Gérard Depardieu o Gene Hackman.
  • Durante su juventud padeció dislexia.
  • A los 14 años ya empezaba a beber y se emborrachaba con frecuencia para olvidar el maltrato que recibía en el colegio. Tras una de las borracheras en la que creía ser San Juan Bautista, un asustado Hopkins se puso manos a la obra para dejar la bebida, acudiendo a alcohólicos anónimos dos días antes de cumplir los 38 años. Desde entonces no ha vuelto a probar ni una gota de alcohol y, cuando debe interpretar que lo hace en sus películas, utiliza agua con colorante.
  • Anthony HopkinsLe gusta conducir grandes distancias, pues según el propio actor, hacerlo le ayuda a pensar. Cuenta con orgullo que una vez hizo 8.000 kilómetros en 10 días, desde Los Ángeles hasta Seattle.
  • Es vegetariano y ha reconocido en más de una ocasión que no sabe cocinar.
  • Actualmente, a petición expresa de su última esposa, Anthony Hopkins hace ejercicio 6 días a la semana y consume tan sólo 800 calorías al día.
  • Es un amante de la música y un virtuoso del piano. En los 80 lanzó el disco Distant Star. Actualmente Hopkins es compositor de música para piano, y de manera esporádica es director de orquesta de sus propias creaciones.
  • Anthony Hopkins repasa los guiones de sus películas 250 veces. No todo el libreto, pero sí lo más importante.
  • Pese a que El silencio de los corderos es una de sus películas más recordadas, Anthony Hopkins aparece menos de 16 minutos durante toda la cinta.  Para darle forma al personaje, tomó la decisión de dotarle de una voz misteriosa, mezclando las personalidades de la actriz Audrey Hepburn, el escritor Truman Capote, y el malvado ordenador HAL de Odisea en el espacio.
  • Tras interpretar a Hannibal Lecter en El silencio de los corderos, cada vez que va a un restaurante le sirven hígado crudo para hacerle una broma al actor. Anthony Hopkins está tan cansado de ello que muerde a los camareros, para ver si así cesan en su empeño de hacerle siempre lo mismo.
  • Durante el rodaje de El desafío, Anthony Hopkins cayó a un río y sufrió hipotermia. También tuvo la mala suerte de padecer una hernia de disco el primer día de trabajo.
  • En Amistad, en su papel del político estadounidense John Quincy Adams, realizó la escena del juicio de 11 minutos de una sola toma.
  • Estuvo a punto de interpretar a Mahatma Gandhi. Se sometió a una dieta rigurosa, pero la distribución de los papeles supuso el rechazo a dicho personaje. El papel finalmente recayó en manos de Ben Kingsley.
One Respuesta to “¿Cuánto sabes sobre…? El actor Anthony Hopkins”
  1. Eloy

    Y yo que no tenía ni idea de que había sido alcohólico. Gracias por contarnos cosas interesantes de la vida de actores como éste.

Responder