Crítica de Un amor entre dos mundos

un amor entre dos mundosHace cosa de 10 días, nos sorprendían en televisión las imágenes del tráiler de una película cuanto menos atractiva, que nos invita a conocer dos mundos unidos por una gran multinacional que, carente de escrúpulos, explota al mundo inferior para garantizar una alta calidad de vida al de arriba: Un amor entre dos mundos.

Estas llamaron tanto mi atención que no dudé en ir al cine a darle una oportunidad. Una semana después me siento a contaros qué me pareció esta película que pensé os recomendaría, y no lo hago porque si bien me gustó, salí de la sala con un sabor agridulce ya que no llegó a ser del todo lo que esperaba.

Empezaré contándoos que el guión no es, precisamente, el punto fuerte de Un amor entre dos mundos. También que la actuación de Kirsten Dunst deja bastante que desear teniendo en cuenta su nivel de interpretación en Melancolía (2011).

Por otro lado, si bien me gustan bastante las películas de género romance, creo que varias escenas de esta están demasiado edulcoradas. Pero la cosa no acaba aquí, y es que en otras tantas la lógica brilla por su ausencia.

un amor entre dos mundos cartelNo obstante, el apartado artístico y la simpatía de Jim Sturgess compensan con creces los defectos del film; a nivel audiovisual es toda una joya. Tanto sus efectos especiales como lugares como el Café Dos Mundos son un auténtico placer para los ojos de cualquier espectador, algo meritorio teniendo en cuenta su escaso presupuesto.

En definitiva, una idea original con una historia de amor demasiado simple, que en absoluto explota el potencial interpretativo de sus dos protagonistas. A pesar de empezar muy bien, termina haciéndonos sentir engañados/as, pensando algo así como “qué gran película… podría haber sido“.

Mi nota: 6.5 / 10

One Respuesta to “Crítica de Un amor entre dos mundos”
  1. Marco

    Muy bonita visualmente pero “le falta chicha”.

Responder