Crítica de La chispa de la vida (2011)

Por

September 18, 2012CríticasSin comentarios

Roberto (José Mota) es un publicista en paro que alcanzó el éxito cuando se le ocurrió un famoso eslogan: “Coca-Cola, la chispa de la vida”. Ahora es un hombre desesperado que, intentando recordar los días felices, regresa al hotel donde pasó la luna de miel con su mujer (Salma Hayek). Sin embargo, en lugar del hotel, lo que encuentra es un museo levantado en torno al teatro romano de la ciudad. Mientras pasea por las ruinas, sufre un accidente: una barra de hierro se le clava en la cabeza y lo deja completamente paralizado. Si intentara moverse se moriría. Se convierte así en el foco de atención de los medios de comunicación, lo que volverá a cambiar su vida…

Mi opinión:

Una película que, a pesar de no ser gran cosa, te engancha de principio a fin.

A priori llama la atención ver a José Mota en este registro, nada más y nada menos que, con Salma Hayek. Pero para más inri, a lo largo del film podemos ver caras tan conocidas como las de Fernando Tejero, Santiago Segura o Eduardo Casanova (Aída).

Pero no, no es una comedia sino un drama, aunque en algunas de las escenas como la de AC/DC en el coche (camino a Murcia), José Mota parezca que esté en uno de sus shows. Es más, desde un principio te entra la risa tonta de ver las caras que hace y pensar que no se trata de una película cómica.

Al margen de todo, si he visto unos cuantos fallos como la escena de televisión donde aparece el suceso en los periódicos, cuando los periódicos se publican de día (quien la haya visto sabrá de lo que hablo xD).

En resumen, que ya me estoy enrollando demasiado, para una tarde / noche de domingo no esta mal, entretenida 😉

Mi nota: 6/10

Responder